Bodegas de Raíz de Guzmán

Raíz de Guzmán nació en 1998, como continuación del proyecto creado en 1985, el año en que se inició la andadura de los quesos Páramo de Guzmán. Raíz surgió bajo la misma filosofía: tradición, innovación y, ante todo, calidad.

En la bodega descansan 500 barricas. Un 80% de ellas son de roble francés y un 20%, de roble americano. Estas se renuevan cada tres años para garantizar la calidad de los caldos.

En Bodegas Raíz de Guzmán elaboran vino D.O. Ribera del Duero 100% tempranillo.

La tempranillo está considerada como una de las mejores variedades de uva tinta en España y da origen a los vinos más representativos de la Ribera del Duero.

Empleada tanto en la elaboración de vinos Jóvenes como Crianza o Reserva, la Tempranillo es una uva con carácter y de excelente envejecimiento en barrica. Mantiene un armonioso equilibrio entre estructura, color y acidez.

En Bodegas Raíz de Guzmán se sirven de 25 hectáreas de viñedos propios y también se apoyan en los viticultores de la zona.

La uva procede de dos tipos de suelo: una parte proviene de Bocos de duero, con suelo de guijarro; la otra, se obtiene de zonas más altas, a partir de los 900 metros, donde las brisas son frescas y los suelos son rojizos con abundante cascajo.

Sus raíces se encuentran en la localidad burgalesa de Roa de duero y sus alrededores.

La altitud a la que se encuentra y las diferencias térmicas propias de la zona durante la maduración de la uva son las responsables del carácter del vino. Raíz no sería Raíz sin la Ribera del Duero.

Los vinos de Raíz tienen numerosos premios:

RAIZ 9 MESES:

Concurso Internacional de Vino Zarcillo 2018:Zarcillo de Plata 2018.

X Concurso internacional de Vinos Espirituosos: Cinve de Oro 2015.

XIII Concurso Internacional de Vino Bacchus 2015: Bacchus de Oro 2015.

X Concurso internacional de vinos Bacchus: Bacchus de Plata 2012.

Cata concurso Premios Mezquita ciudad de Córdoba: Mezquita de Bronce 2010.

Concurso Internacional de Vinos Tempranillos al mundo: Tempranillo de plata 2008.

RAIZ DE GUZMAN CRIANZA:

Concurso Internacional de Vino Zarcillo 2018: Zarcillo de Oro 2018.

Decanter 2017: Medalla de bronce.

Concours Mondial de Bruxelles 201: Premio Bruxelles Plata 2017.

Concurso Internacional de Vino Zarcillo 2015: Zarcillo de Oro 2015.

Concours Mondial de Bruxelles 2015: Medalla de Oro 2015.

XII Concurso Internacional de vinos Bacchus: Bacchus de Plata 2014.

Concurso internacional de vino Zarcillo 2013: Zarcillo de Plata 2013.

Concours Mondial de Bruxelle: Medalla de Plata 2012.

Cata concurso Premios Mezquita ciudad de Córdoba: Mezquita de Plata 2011.

Concurso Internacional de Vinos Tempranillos al mundo: Tempranillo de Oro 2009.

RAIZ PROFUNDA, VINO DE AUTOR:

Concurso Internacional de Vino Zarcillo 2018: Zarcillo de Oro 2018.


Concours mondial de Bruxelles 2013: Medalla de Oro.

XI Concurso Internacional Bacchus 2013: Medalla de Oro.

Concurso Iberwine 2012: Medalla de Plata.

Concurso Internacional de Vino Zarcillo 2018; Zarcillo de Oro 2018.

Raíz de Guzmán un vino con clase.

Raiz.

R

Quesos Ilújor

Quesos Ilújor es empresa joven dedicada a la producción de quesos de oveja curados que se encuentra en Palacios de Benaver a 19 km de Burgos. Para la elaboración de los quesos sólo utilizan leche de su propia ganadería. Una ganadería que con más de diez años de existencia es gestionada de una manera moderna, eficaz y que tiene la máxima calificación sanitaria.

Es por ello que ofrecen un producto de alta calidad y limitada producción ya que no compran leche a otras ganaderías, sino que es obtenida de su propia explotación. Controlando de esta manera la materia prima de sus quesos, hecho fundamental para conseguir un producto único en el mercado por sus sabores, texturas y aromas.

Para una buena elaboración de queso, el gran secreto de quesos Ilújor es el de tener paciencia.

Para elaborar el queso hay que seguir unos pasos, cada paso precisa un esmero, una atención para que el siguiente no se vea alterado, hay que tener en cuenta que en el queso, la materia prima es la leche, y la leche está viva, tiene microorganismos que esos sí les pueden alterar el día de trabajo. La leche, se altera y tiene maneras de responder diferentes, por ejemplo, cuando las ovejas son esquiladas, las ovejas sufren estrés y eso se nota al hacer el queso, cuando hay tormenta, cuando hay cambios bruscos tanto de alimentación como de temperatura también se nota. Por eso la mano del maestro quesero a la hora de elaborar la leche es muy importante, ya que tiene que tener en cuenta estas cosas, pero aun todo en los quesos artesanos como los quesos Ilújor, sólo con temperaturas y tiempo no se pueden evitar estos trastornos de la naturaleza, trabajan con leche pura, recién ordeñada, y eso tiene sus riesgos.

Os voy a contar como hacen para elaborar el queso, todo empieza en la granja, tienen más de 700 ovejas de raza assaf. Las ovejas se ordeñan dos veces al día y cuanto más escrupuloso se sea con el horario mejor, eso lo notan mucho, y si es modificado, bajan mucho la producción.

La granja está separada de la quesería por unos pocos metros, eso les permite no tener que transportar la leche en un camión, la pasan con unas manqueras, ayudados por una bomba de succionadora hasta un tanque refrigerado, (donde almacenan la leche nada más ser ordeñada, y la conservan a cuatro grados) hasta la cuba de elaboración. En la cuba de elaboración la leche empieza a ser calentada muy lentamente hasta alcanzar la temperatura en que vaya a ser cuajada, la leche en este proceso que dura sobre dos horas no deja de ser batida, en este proceso se añade a la cuba los fermentos, (antiguamente, no hacían falta fermentos, porque la leche al ser ordeñada a mano venia muy sucia, y eso permitía una “clase” de fermentación) ahora la leche viene muy limpia y hay que ayudarla con unos fermentos preparados. Una vez llega la leche a la temperatura que el maestro quesero considera adecuada para cuajar se añade a la leche el cuajo y es en ese momento cuando se deja de calentar la leche. Durante el proceso de cuajado se deja reposar la leche hasta adquirir la dureza que se quiera. Una vez llegado a ese punto, empezan a cortar la cuajada muy lentamente a la vez que se calienta la cuba, al cortar la cuaja y subir la temperatura se consigue una sinéresis, dejando a un lado el suero, y a otro la masa con la que elaboran el queso. Su aspecto es como el de una sopa de arroz.

Una vez acabada la sinéresis, pasan la masa con el suero a un aparato (extrainer) que separa el suero de la masa con la que se trabaja, lo hace mediante una criba. Aquí la masa seca o sin suero la embasan en unos moldes de plástico, pero para ayudar más al desuerado les embasan poniéndoles una gasa que permite mejor la salida del suero.

Después les meten en una prensa, donde se van apretando poco a poco, estando en este proceso de prensado, les dan vuelta a mano, para que el prensado sea más homogéneo, y aquí se quedan hasta alcanzar el pH que les parece el oportuno para sacarles de presa, este proceso puede llevar unas tres o cuatro horas según días. Ya por ultimo pasan a la salmuera, donde se salan por inversión.

Una vez acabado todo el proceso de elaboración, los quesos pasan a las cámaras, primero pasan a una cámara que contrala temperatura y humedad, en esta cámara estas sobre dos meses, aquí se les voltean manualmente todos los días. Transcurridos los dos meses pasan a una cámara más grande que sólo controla temperatura, en ella se crea el moho tan importante para la curación del queso, aquí también se les voltea pero con menos frecuencia, y en ella permanecen hasta ser lavados con agua a presión, para su próxima venta.

Quesos Ilújor se presentan envasados individualmente al vacío, preservando al queso del contacto con agentes externos y manteniendo así unas propiedades de olor y sabor excelentes.

El Queso Curado de Oveja Ilújor fue premiado en 2017 con dos premios:

Medalla de Plata en la categoría de “Queso duro elaborado en ganaderías o centrales con una producción total semanal que no exceda las 2 toneladas”

Medalla de Bronce en la categoría “Queso duro puro de leche de oveja”.

Se puede ver más información en la Web oficial de Worl Cheese Awards.

Embutidos Valdesgueva

Historia: Tradición, Familia y Calidad

Hace mas de 30 años la familia Sánchez comienza su andadura en la elaboración de embutido artesanal. Embutidos Valdesgueva nace como una empresa familiar de segunda generación, dedicada a la elaboración de embutido artesanalmente con un objetivo claro, la gran calidad de todos sus productos.

La fábrica está situada en Cilleruelo de Arriba, pueblo situado en la provincia de Burgos. El nombre de Valdesgueva está inspirado en el Valle de Esgueva por su cercanía a este valle estrecho y fértil, cuyo paisaje es característico por su riqueza forestal y campos de labor.

Todo lo que producen lo hacen de forma familiar entre un número muy reducido de personas, el objetivo es controlar hasta el mínimo detalle de la producción, de esta manera se aseguran de que los productos tengan la mayor calidad.

Seleccionan la mejor materia prima, fundamental para obtener un producto de alta calidad. No tienen stock, es decir, lo que mandan a tienda o clientes es producto recién elaborado, en caso de productos frescos, o recién terminada su curación para productos curados. Con el objetivo de vender el producto en su momento óptimo con su mayor calidad.

Mimar y cuidar de los pequeños detalles es lo que les hace mejorar día a día en la elaboración de los productos.

El chorizo casero Valdesgueva tiene un sabor inconfundible. Perfecto para cocinar, como merienda y aperitivo.

La mejor selección de productos de caza perfecto para picoteo y meriendas.

El chorizo fresco es Ideal al vino, en tus guisos, cocidos y barbacoas.

Lomo en sus distintas variantes, lomo embuchado curado perfecto para meriendas y lomo adobado ideal frito, rebozado y a la plancha.

El mejor “jamón de vaca”. Tiras de la mejor cecina que se deshacen en la boca. Perfecta como entrante.

La fusión de tradición y calidad hacen que los productos hablen por si solos.

«Embutidos Valdesgueva»

Morcilla Rioseras.

Hoy queríamos hablaros de la morcilla de Rioseras.

La morcilla es uno de los productos burgaleses por excelencia. Esta en concreto es hecha en una empresa familiar con mimo y cariño para llegar a los paladares de todo el mundo.

Rioseras está situado en la falda de una sierra que sube desde Ubierna,

Villaverde y llega hasta Temiño; su clima es frío pero sano.Este pueblo se encuentra a 16.50 km al norte de la capital de provincia, Burgos a la margen derecha del río La Nava y a la derecha de la carretera de Burgos-Bercedo.

En este pueblo de Burgos se fabrican unas riquísimas morcillas, la empresa apuesta por un producto cien por cien artesanal y siguiendo la receta tradicional. Utilizando ingredientes totalmente naturales consiguen una morcilla de aspecto circular, consistente y firme, en las cuales se pueden apreciar el arroz desde el exterior.

La empresa cuida hasta el ultimo detalle, siendo hasta el atado de la morcilla de manera manual.

Tiene un intenso sabor, donde destaca la cebolla y las especias. Y su aroma invade el espacio de tal manera que no podrás resistirte a probar esta maravillosa morcilla burgalesa.

https://youtu.be/NC_waMqHQd4