Rosquilla frita

Ingredientes

500 gr. de harina de repostería

4 huevos

150 gr. de azúcar

6 cucharadas grandes de aceite de oliva

1 ralladura de limón y naranja

1 chupito de anís

1 sobre de levadura

2 vasos de aceite de girasol para freir, lo que te vayan pidiendo las rosquillas..

Se pueden recubrir con azúcar, opcional.

Elaboración

Mezclamos los huevos con el azúcar, batir bien hasta que espumen. Una vez que lo tengas, añade poco a poco el aceite, el anís y la ralladura de limón y naranja. ¡No dejes de batir mientras lo añades!

Ahora le toca el turno a la harina. Si quieres puedes hacerlo en una encimera o mesa de trabajo. Echa la harina y la levadura. Añade poco a poco a la mezcla anterior y mezcla todo bien con las manos. Se formará una masa compacta y manejable. No pasa nada si se queda algo pegajosa. Puedes untarte un poco las manos de aceite para manejarlo mejor. Si se queda muy seca la masa, es que te has pasado de harina y se quedarán secas las rosquillas.

Hacemos una bola con la masa y la envolvemos con papel film. Acto seguido, toca reposar hora y media aproximadamente en la nevera.

Transcurrido el tiempo ya podemos hacer las rosquillas. 2 maneras: con la primera coge pequeños trozos y gíralos en las palmas de la mano, como si fueras a hacer albóndigas. Cuando tengas la bola, estírala con la palma sobre la mesa para crear palitos. Juntas los dos extremos creando un círculo ¡y ya tienes una! Puedes echarte un poco de aceite en la mano para que sea más fácil. La otra manera: cuando hayas creado la bolita, presiona en el centro y abre un agujero. A me gusta más esta fórmula, pues quedan más esponjosas.

Ponemos a calentar abundante aceite de girasol en una sartén. Las vamos echando en tandas para que no se peguen.

Cuando vemos que cogen ese color dorado por ambos lados, las sacamos. Las ponemos en un papel absorbente para que eliminen el resto de aceite.

Por último, y opcional se les puede espolvoreas azúcar y canela.

Ya tenemos las exquisitas rosquillas fritas, como las hacian las abuelas, AUTÉNTICAS.

Deja un comentario