Rosquilla de baño

INGREDIENTES

400 gr. de harina
120 gr. de azúcar
 5 huevos
 1 cucharada sopera de anises
La piel de un limón
1/2 vaso de aceite de oliva
Una cucharadita de levadura
Para la cobertura: 4 claras de huevo y 100 grs de azúcar

PREPARACION

En primer lugar hay que aromatizar el aceite con el limón, para ello se calienta en una sartén a fuego medio, cuando alcance una buena temperatura se incorpora la cáscara de limón y se mantiene a fuego bajo durante unos 10-15 minutos. Retirar la cáscara y dejar enfriar el aceite.
En un mortero se machacan los anises hasta hacerlos polvo. Se baten enérgicamente los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos, y se añade el “polvo” de los anises. También se añade lentamente el aceite, la harina y la levadura. Se mezcla todo bien para obtener una masa homogénea.

Se cubre el recipiente con un paño y se deja reposar una hora. Pasado ese tiempo, se divide la masa en 15 partes (quizás sea necesario aceitarse las manos para que no se pegue la masa a los dedos). Se forman cilindros con ellas, como si se trabajara con plastilina, y se unen los extremos para darles la forma final de rosquillas.

Precalentar el horno a 180-200º. Colocar las rosquillas en la bandeja del horno, dejando espacio entre ellas pues crecen bastante mientras se hornean. Se introducen en el horno unos 10-15 minutos o hasta que se vean doraditas. Se sacan del horno y se dejan enfriar.
Mientras se enfrian las rosquillas, se baten las cuatro claras a punto de nieve con el azúcar. Finalmente, se cubren con pequeñas porciones del merengue y se colocan en un lugar fresco para que se sequen y así se endurezca el merengue.

Deja un comentario