Chevaliers de nata

INGREDIENTES
250 ml. de leche templada
2 huevos grandes
25 gr. levadura fresca
40 gr. de manteca de cerdo
40 gr. de aceite de oliva virgen
200 gr. de azúcar
620 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
1 huevo batido
500 ml. de nata 35.1% m.g.
80 gr. azúcar glass
Para adornar:
Almendras fileteadas
Azúcar glass
PREPARACION
En un bol grande incorpora la leche, los huevos, la levadura fresca troceada y mezcla con una varilla.
Añade el aceite de oliva, manteca y el azúcar. Mezcla hasta que esté bien integrado.
Añade la harina con la sal y amasa bien con las manos hasta conseguir una mezcla homogénea. Deja reposar durante una hora hasta que doble su volumen.
Enharina la encimera con un poco de harina. Vuelca la masa y saca el aire con golpecitos y dale un amasado manual suave.
Reparte la masa en porciones iguales y dale forma ovalada a cada una. Distribuye en dos bandejas de horno preparadas con papel de horno, aplasta suavemente con la mano y deja levar hasta que doble su volumen.
Cuando hayan duplicado o más su volumen, pincela con huevo batido cada bollo con mucho cuidado de no pinchar la masa. Hornear a 180º durante 15 min. (esto irá en función del horno).
Para conseguir el dorado, pon el ventilador del horno y en 1 min. aprox. estarán dorados. Saca y enfría sobre una rejilla.
Una vez fríos, batir la nata junto con el azúcar hasta que esté montada y firme. Ponla en una manga pastelera con boquilla recta o rizada si quieres poner la nata en olas. Abre cada bollo con un cuchillo de pan y rellena con ayuda de la manga. Tapa con la otra mitad, pon almendras fileteadas y espolvorea con azúcar glass.
                         
                                       «Chevaliers originarios de Burgos»

Deja un comentario